La pandemia, entre otras cosas, ha visibilizado y dado lugar a la importancia que tienen los perfiles profesionales relacionados con la tecnología, como programadores y analistas de datos. Pero esto no es nuevo, desde el sector lleva reclamándose hace tiempo que existe una brecha entre el sistema educativo y estas nuevas tecnologías que, dentro de muy poco, serán nuevas salidas laborales para las generaciones futuras.

Por ello debe ser algo imprescindible el fomentar desde el sistema la formación en capacidades digitales. Plataformas como CodedArena, junto a CodedClassroom, unen aprendizaje de Python con algo que, actualmente, nos preocupa: la capacidad de dar clases a distancia, con la seguridad de un seguimiento y preocupación especial por cada alumno.

Pero, ¿Qué beneficios supone para los estudiantes la adquisición de estos conocimientos y habilidades?

Beneficios de la programación en la infancia

  • Ayuda al desarrollo de otras capacidades. A los estudiantes les ayuda en la adquisición de conocimientos, a pensar, resolver problemas y a desarrollar un pensamiento analítico.
  • Despierta la lógica. El alumnado adquiere la visión de la utilidad de la programación al desarrollar una solución y conjugar el software y el hardware necesarios, y en este proceso de aprendizaje experiencial está inherente la adquisición de capacidades lógicas y motrices.
  • Estimula la creatividad. La habilidad creativa es necesaria en los programadores, algo que pasa desapercibido, pero que el desarrollo de la misma mejora la capacidad de creación. Por ejemplo, no es posible imaginar a un programador de videojuegos sin creatividad.
  • Trabajo en equipo. La programación puede ser una materia solitaria en la etapa de la codificación, sin embargo, en el resto de etapas requiere socializar, trabajar en equipo, empatizar y gestionar el cambio. Las habilidades blandas (‘soft skills’) o la inteligencia emocional son factores diferenciales en los equipos de programadores y que marcan la diferencia en el futuro de la humanidad y del planeta.
  • Aprendizaje de una profesión de futuro. La era digital hace que la programación sea imprescindible como competencia para trabajos en los que la tecnología está y estará presente. Hoy en día es una profesión con salidas laborales y lo seguirá siendo en el futuro. De hecho, según LinkedIn entre los 20 puestos más demandados de 2020 se encuentran: Especialista en Inteligencia Artificial, Ingeniero de Robótica, Especialista en Ciberseguridad, Agile coach y Desarrollador de Big data, entre otros.

Vía: https://www.educaciontrespuntocero.com/