El cierre de las escuelas y universidades a causa del Covid-19 no solo ha fomentado la educación online, sino que ha incluido un cambio en la forma de evaluar a los alumnos. Para evitar situaciones fraudulentas, el Ministerio de Universidades ha elaborado un informe en el que analiza los pros y los contras de cada tipología para examinar a distancia.

Este documento se centra en tres sistemas de evaluación no presencial que cubren la mayor parte de las problemáticas en las que se puede encontrar el profesorado a la hora de evaluar sus materias.

Exámenes con reconocimiento facial:

El primero de los sistemas se basa en programas que permiten la certificación de la autoría y la vigilancia durante los exámenes. A partir de la webcam, estos programas usan técnicas como el reconocimiento facial, el de voz o el estudio del movimiento de los ojos que permiten la certificación de la autoría y la vigilancia durante los exámenes.

Este sector basado en tecnologías de reconocimiento facial está experimentando una rápida evolución y, actualmente, existe una gran oferta en el mercado:

  • ManageExam: Proporciona dos tipos de vigilancia, control mediante fotos tomadas al azar y, cualquier anomalía, se reporta de forma automática o, por otro lado, vigilancia en vivo. Permite el diseño de exámenes y que aparezcan de forma aleatoria a los alumnos.
  • Examity: Permite la autentificación del estudiante mediante tres sistemas diferentes, reconocimiento facial por webcam; mediante la huella dactilar, patrón de voz o cara en el móvil; o en vivo mediante un miembro de la empresa que comprobará la identidad y el lugar donde se realiza la prueba. La supervisión del examen se realizan por algoritmos que reconocen comportamientos sospechosos.
  • Respondus: Puede monitorizar a los alumnos durante la realización del examen mediante un sistema de grabación por webcam - que queda almacenado para la posterior evaluación del profesorado - y el análisis de su comportamiento mediante inteligencia artificial a partir de algoritmos para el reconocimiento facial, movimiento, análisis del entorno del estudiante, movimientos de teclado y ratón, cambios en el hadware, etc. La aplicación también permite la creación de cuestionarios.

Exámenes orales y presentaciones

El segundo de los sistemas de evaluación es supervisar online. En este caso, el estudiante se conecta con la persona que vaya a realizar las tareas de vigilancia mediante webcam, el alumno se identifica y muestra el lugar dónde va a realizar el examen.

La prueba puede realizarse íntegramente online utilizando una plataforma virtual o bien en papel si lo requiere. La supervisión se puede hacer sincrónica - simultáneamente a la realización del examen - o asincrónica - registro y revisión posterior. Para esta modalidad de examen existen diferentes programas que lo permiten:

  • Jitsi: Software y servicio web gratuito, no necesita instalación previa, ni registro del usuario. Es una plataforma muy respetuosa con la privacidad de los usuarios. Funciona muy bien en los dispositivos móviles, permite grabar la conversación y compartir pantalla.
  • Whereby: Servicio web gratuito de hasta 4 personas por reunión. Desarrollado en software libre y con criterios éticos a la hora de manejar los datos.
  • Video Etherpad: Una aplicación para la edición simultánea y colaborativa de un documento de texto. En este caso, se ha incorporado un sistema de videoconferencia que permite combinar un examen online con vídeoaudio y escrito. De esta manera, se puede realizar preguntas de manera oral y escrita.

Exámenes online sin supervisión

Por último, se encuentran los exámenes que cuentan con menos garantías: aquellos sin supervisión en los que el alumno, simplemente, entra en la plataforma online con un usuario y contraseña.

En este tipo de pruebas se pueden formular preguntas de opción múltiple - tipo test o cuestionarios -, o bien preguntas cortas, de ensayo o desarrollo.

  • Aulas Moodle: Plataforma de e-learning muy consolidada que permite realizar y evaluar cuestionarios. Incluye una amplia opcionalidad a la hora de confeccionar el cuestionario.
  • TestOnline: Web que permite diseñar exámenes de tipo test a través de internet. El responsable docente decide si cada estudiante debe examinarse bajo su supervisión o puede hacerlo autónomamente. Las preguntas se escogen aleatoriamente de entre las que ha preparado el equipo docente, por lo que cada alumno realiza un examen distinto.
  • TestWe: Web para diseñar exámenes de diferente tipología que permite insertar todo tipo de contenido multimedia en las preguntas. Pueden generarse preguntas de forma aleatoria. Una vez iniciado el examen el software se bloquea para evitar acceso a terceros.

El informe realizado por el Ministerio de Universidades advierte del cambio de paradigma que supone la evaluación online masiva. Y es que no requiere solo la inclusión de una nueva tecnología, sino que implica también un cambio de pedagogía.

Vía: https://www.magisnet.com/