Mientras que Python, Javascript o Java lideran el ranking de los lenguajes más queridos, por otra parte encontramos algunos que no tienen tan buena fama.


En la actualidad, aprender a programar es garantía de trabajo, buen sueldo y altas expectativas laborales. Los expertos recomiendan centrarse en Javascript, Kotlin, Swift o Python, pudiéndose estudiar de forma autodidacta, cursos online, tutoriales e, incluso, mediante videojuegos como CodedArena.

Pero, si estás iniciándote, es normal que te hayas encontrado con diferentes lenguajes de programación web, algunos no tan recomendables. Estos son los tres lenguajes de programación más odiados.


Ruby

Es un lenguaje de programación de propósito general similar a Python  también se emplea para el desarrollo web y el análisis de datos. Sin embargo, se ha quedado atrás entre los lenguajes de backend preferidos, ya que Javascript y, el ya mencionado Python, son una dura competencia.

Alrededor del 15% de los desarrolladores abandonan un idioma debido a la falta de soporte de la comunidad. Y Ruby tiene la comunidad más pequeña en comparación a sus competidores.


PHP

Este lenguaje se clasificó como uno de los lenguajes de programación más odiados en 2019, pero ha logrado ascender una posición más en la lista este año.
En un momento, PHP solía ser el lenguaje de programación más utilizado para el desarrollo web. Pero el auge de la alternativa de Python como Node.js condujo su caída de popularidad.


Objective-C

La fama decreciente de este lenguaje está directamente relacionada con la creciente popularidad de Swift, que proporciona características avanzadas de las que carece este lenguaje de programación.
Alrededor del 46% de los ingenieros migran desde su lenguaje de programación actual, ya que lo encuentran complejo y abrumador. Por tanto, la simplicidad de Swift obliga a varios desarroladores a cambiar.

Vía: https://www.ticbeat.com/