Muchas son las preguntas que surgen a la hora de trabajar o estudiar de forma autónoma en casa, sobre todo cuando no estamos acostumbrados a hacerlo.

Y, por ello, la firma Actiu ha recogido algunas claves que pueden ayudar al teletrabajo o la educación a distancia.

  • Hay que procurar evitar distracciones. Nuestro espacio de trabajo ha de estar alejado de televisores y zonas de tránsito. Se recomienda, además, estar alejado del resto de los miembros de la casa.
  • Se requiere un buen nivel de luz natural y, si no es posible, contar también con una iluminación artificial agradable, no muy intensa. Tener una buena iluminación mejora la productividad y el bienestar.
  • Evita el caos. Cuenta siempre con elementos de almacenaje y clasificación sencilla. Hay que procurar mantener un orden y una estabilidad dentro de nuestro espacio de trabajo.
  • Favorece a la creación de un espacio de relajación y evasión. Por ello, no es recomendable trabajar en zonas de recreo o en la habitación donde dormimos. Procura separar ambos espacios y mantener una rutina.

Conviene, además, conviene contar con un mobiliario ergonómico y versátil. Una buena mesa de trabajo es imprescindible, cumpliendo con las dimensiones adecuadas dependiendo de nuestra actividad y contar con aperturas para los cables y así evitar, como hemos comentado antes, una zona ordenada.

Así mismo, los expertos aconsejan tener en cuenta la zona lumbar, cervical y hombros a la hora de sentarse adecuadamente.

Y, para concluir, es beneficioso hacer ejercicio y, cada cierto tiempo, mover las piernas para evitar inflamaciones en piernas y tobillos.

Vía: https://www.educaciontrespuntocero.com/